Catnip, la marihuana de los gatos

La Nepeta cataria, planta familiar de la menta, conocida popularmente como “catnip” o hierba gatuna es una planta originaria de Europa que es conocida por el efecto alucinógeno que produce en los gatos, relajándolos y también facilitando su comunicación con sus amos.

La hierba gatuna actualmente es legal y se vende libremente en tiendas para mascotas. Según señala Sylvia Arrau, docente de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad del Pacífico, el catnip “es una planta que le genera un comportamiento juguetón al gato y que favorece las interacciones positivas con humanos u otros gatos. Esta hierba produce y estimula el cerebro del animal al liberar sustancias parecidas a las endorfinas, las encefalinas”.

Es totalmente recomendable para gatos gruñones, mal criados o que pasan por momentos de estrés. En el siglo XIX esta hierba fue usada para tratamientos de migraña, sueño y cólicos en seres humanos. Aunque ahora sólo su uso está enfocado en los felinos.

En el mercado se puede encontrar esta hierba en distintas presentaciones como plantas naturales, hojas y ramas secas, spray y dentro de juguetes para mascotas.

Para lograr el efecto, “el catnip necesita ser inhalado. El gato, al inhalar y masticar, abre su hocico, permitiendo que las moléculas del olor tomen contacto con el órgano vomeronasal (ubicado detrás de la nariz) y se manifieste el llamado comportamiento de Flehmen, es decir, el gato eleva los labios por encima de los dientes y la mayoría de las veces parece que está sonriendo. Esto estimula el olfato y permite al gato concentrar el aroma. Más que sólo oler, es oler y saborear”, explica la médico veterinaria.

El efecto del catnip dura entre 5 y 20 minutos, tiempo en que el gato comenzará a dar vueltas por el suelo, jugará con lo que haya en su alrededor, o bien se quedará muy tranquilo y se relajará. A las dos horas, el felino podrá caer de nuevo bajo los mismos efectos, que algunos científicos comparan con la marihuana, con el LSD o con la morfina.

Aunque sea un alucinógeno, no es una droga ni representa un peligro para tu gato pues:

  • El efecto dura pocos minutos.
  • No causa adicción.
  • No todos los gatos son sensibles a ella.
  • Pasado su efecto, el gato no se interesará en ella en al menos 2 horas.

Además de generar una sensación de relajación y bienestar, la catnip puede favorecer las relaciones entre el felino y sus pares y con seres humanos. El catnip no genera dependencia y no se conocen efectos adversos, aunque no es recomendable su uso en gatas preñadas. Se estima que entre un 10% a 30% de los gatos son inmunes a la planta, mientras que los gatos muy pequeños (menos a seis meses) o muy viejos pueden tener una reacción muy baja a la hierba.

Si compras la planta o las hojas, trata de dar pequeñas porciones a tu felino Lo recomendable es utilizarlo una vez a la semana porque si expones demasiado a tu gato, perderá el efecto.